15/18 La Asociación “Baza Histórica” propone la recuperación del Palacio de los Enríquez y Convento de San Jerónimo como sede/s de usos públicos.

. Recordamos las propuestas que estamos realizando en los últimos 20 años: Parador de Turismo, Escuela de Idiomas, Museo de la Semana Santa, Museo Paleontológico…

La asociación “Baza Histórica”, cuyo objetivo es el patrimonio de Baza y su puesta en valor, viendo que el conjunto monumental más importante de la ciudad está abandonado, y en estado ruinoso, vuelve a proponer su recuperación con distintos usos públicos.

La rehabilitación de edificios históricos para destinarlos a uso público y/o oficial es una de las directrices fundamentales que ya recogía la Carta de Venecia sobre conservación y restauración de monumentos y de Conjuntos Históricos (1964) en sus artículos 3, 5 y 7, la Carta de Machu-Pichu (1977) y el Acuerdo de Granada de 1985, ratificado por España en 1989.

Una de las mejores formas para salvaguardar el patrimonio bastetano, sobre el que pesan serias amenazas de desaparición, es dotarlo de una función pública y/o oficial que permita su adecuado mantenimiento de cara al futuro, al tiempo que su uso público garantiza la contemplación y disfrute de la ciudadanía, de aquellos a quienes realmente nos pertenecen.

Aunque en esta política cultural dirigida a la conservación y preservación del patrimonio histórico deberían colaborar las diferentes administraciones públicas (Consejerías de Cultura, Turismo, Obras Públicas, Diputación…), el punto de arranque ha de partir del municipio, del Ayuntamiento, llamado a la conservación y preservación del Patrimonio Histórico, no sólo en su calidad de propietario de bienes sino como el eslabón más importante de la cadena de agentes involucrados en la tarea. Así lo contempla el PGOU.

Los ayuntamientos tienen una importante labor con función planificadora en materia de protección patrimonial, demostrando con sus actuaciones no sólo concienciación ciudadana, orgullo y respeto hacia el patrimonio local sino presentando alternativas de creación de riqueza mediante la dinamización del patrimonio histórico cara el creciente turismo cultural.

Estos edificios deberían convertirse en sedes de organismos públicos a nivel educativo (guarderías, Escuela de Idiomas, Escuela de Artes y Oficios, Conservatorio de Música, Universidad…), socio-sanitario (consultorio médico, centro de salud, unidad de estancia diurna…), hostelero (parador de turismo, hoteles…), cultural (centro de exposiciones, de interpretación de la abadía de Baza o de algún estilo artístico del Altiplano o la comarca, museos, archivos, bibliotecas…) y administrativo (agencia tributaria, oficinas comarcales…), aportando una buena salida con su nueva utilización, dado que a su valor intrínseco como inmuebles histórico-artísticos se une su alto valor representativo como sedes.

Cabe recordar que nuestros anteriores alcaldes no eran partidarios de recuperar edificios históricos para sedes públicas. En las primeras reuniones de la Comisión del Centro Histórico (1999-2000) nuestra asociación propuso reutilizar varios inmuebles para sedes públicas y el señor alcalde, don Antonio Martínez, contestó que no eran partidarios de tales actuaciones pues recuperar inmuebles históricos creaba numerosos problemas, que ellos preferían levantarlos de nueva planta. La misma tónica se ha seguido en las últimas legislaturas con el actual alcalde, Pedro Fernández Peñalver. Todos las sedes públicas se han levantado en edificios de nueva planta (Biblioteca, Servicios Sociales, Residencia…), dejando que nuestros monumentos se arruinen… Esperamos que en esta legislatura, que acabará en 2019, cambien los objetivos de nuestro Ayuntamiento y se busquen las soluciones adecuadas que está necesitando el patrimonio de Baza, la salida que nuestros edificios históricos se merecen.

Si el Ayuntamiento pregona a los cuatro vientos que va a potenciar el patrimonio y el turismo tiene que tener una oferta turística competitiva, con suficientes recursos culturales, entre los que deben contar centros hosteleros de calidad (como es un parador de turismo) y centros expositivos (museos…) como la mayoría de las poblaciones que potencian el turismo.

A continuación les exponemos las distintas propuestas que hemos ido realizando a través de los años…

  1. Museo de la Semana Santa. Museo de las Cofradías

La Semana Santa de Baza es una de las expresiones más importantes de la cultura bastetana, que aúna fervor religioso con los elementos más importantes de nuestra identidad colectiva a nivel social. Vean nuestra propuesta de años anteriores. Como ejemplos tres poblaciones, de tres provincias distintas, que recuperan su patrimonio para tal fin y que deberían servir de ejemplo para nuestra ciudad: 

  • Vélez-Málaga. Museo de la Semana Santa

    Ubicado en la Iglesia de Santa María La Mayor de la Encarnación, con un excelente equipamiento cultural, cuenta con una exposición permanente de enseres del patrimonio artístico de las diferentes cofradías veleñas. Dispone de diferentes proyecciones audiovisuales que permiten conocer los orígenes de la Semana Santa y cómo se viven esos momentos en Vélez-Malaga.

  • Museos de Semana Santa

Otro magnífico ejemplo es la cercana ciudad de Lorca, con dos museos ubicados en sendos conventos:

 

. Museo de Bordados del Paso Blanco

El conjunto monumental de Santo Domingo (siglos XVI- XVIII) es la sede del Museo de Bordados del Paso Blanco y alberga el patrimonio de esta cofradía, la más antigua de la ciudad.

En este museo se exhiben los tesoros del arte textil del Paso Blanco: bordados realizados en seda y oro en los Talleres Virgen de la Amargura, entre los que destacan seis Bienes de Interés Cultural que se conservan en la Cámara de las Maravillas bajo un sofisticado programa de conservación.

. Museo de Bordados del Paso Azul

Con sede en el antiguo convento de San Francisco (Siglos XVI-XVII) acoge un taller de bordados y una exposición de los principales mantos y tesoros que integran el patrimonio de la cofradía del Paso Azul, la Hermandad de Labradores. Este edificio ha sido completamente rehabilitado tras los seísmos del 11 de mayo del 2011 para albergar el museo de esta hermandad de la Semana Santa lorquina.

 

  • Museo Salzillo

El Museo Salzillo está formado por la unión de dos espacios: las salas del museo propiamente dicho y la iglesia de Jesús, sede de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Muestra en su interior la mayor, y más completa, colección de obras del genial escultor barroco murciano.  La intensa colaboración entre la comunidad autónoma de la Región de Murcia, el Ayuntamiento de la ciudad, Cajamurcia y la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno hizo que la gran colección de obras de Salzillo pudiera ser visitada en un edificio en el que contrastan la modernidad de sus estructuras, el barroquismo de la iglesia de Jesús y el movimiento y los sentimientos de las esculturas.

 

  1. Parador de Turismo

El Parador de Turismo de Baza podría incluir, además del recinto monacal (iglesia y convento de  San Jerónimo), parte del palacio de los Enríquez, tal y como ha propuesto en numerosas ocasiones la “Mesa por el Patrimonio”, integradas por el PP, IU, Andalucistas y Ciudadnos. En este sentido volvemos a recordar la transformación del convento de San Pablo de Cuenca en Parador Nacional, utilizándose la iglesia como museo, sala de exposiciones… El convento de San Jerónimo, con o sin el palacio de los Enríquez, podría convertirse en un magnifico Parador Nacional. En la siguiente imagen pueden ver ustedes ver el caso de Cuenca. La iglesia podría usarse para usos culturales, compartidos entre el parador y el Ayuntamiento.

Observen el Parador Nacional de Cuenca. La iglesia, a la izquierda, sirve como museo, sala de exposiciones…

 

Interior de la iglesia conquense. Muy similar a San Jerónimo.

Recinto conventual

    La zona conventual es ideal para establecer las estancias (dormitorios) de cualquier instalación hotelera en torno a los distintos patios, tal y como sucede en el citado parador. Siempre hemos solicitado que el claustro principal se recupere siguiendo la tipología existente, no con diseños modernos que lo distorsionen y así lo hemos manifestado por escrito ante la administración competente. Lo que queda del claustro es de gran valor y de recuperarse debería hacerse con rigor, reproduciendo el resto, aunque sea con materiales más económicos. Miren bien el claustro del Parador Nacional de Cuenca. Así podría quedar el de San Jerónimo.

  1. Museo Paleontológico

Una de las últimas campañas de excavación en el yacimiento Baza-1, dirigida por las universidades de Granada y Málaga, confirmó que nos encontramos ante un enclave fosilífero de características excepcionales, colocando este yacimiento en el mapa de la paleontología mundial. Ya en 2000 y 2001 se apreció una importante riqueza en fósiles de mastodontes correspondientes a dos especies, mamut borsoni y Anancus arvernensis, además de otros vertebrados, especialmente el ratón de origen africano Paraethomys.

Tras dicha campaña, sobre parte de este importantísimo yacimiento, los especialistas llegaron a la conclusión fundamental de que el nivel con fósiles de vertebrados, especialmente con megaherbívoros, tiene una gran extensión aún por determinar, como mínimo de varios centenares de metros cuadrados con registro, lo que lo convierte en un yacimiento de referencia para el continente europeo en el Plioceno, que es un periodo con un máximo climático cálido y con muy poco registro paleontológico en Europa, convirtiéndose, en unos yacimientos verdaderamente únicos en nuestro continente.

3.1. La necesidad de un espacio amplio de exposiciones 

    Ante la gran cantidad de material que está apareciendo y aparecerá próximamente, la asociación “Baza Histórica” hace hincapié en la necesidad de mejorar la dotación museística, la oferta cultural y turística en Baza, sumándose a las iniciativas de otras poblaciones españolas, levantando un museo específico en uno de nuestros edificios monumentales en ruinas. Creemos que nuestra ciudad debe disponer de una oferta aceptable en materia museística para poner en valor no sólo el patrimonio arqueológico y paleontológico sino el patrimonio monumental abandonado y en ruinas.

Museo paleontológico de Orce en el Palacio de los Segura

Un ejemplo evidente de una población granadina que ha reutilizado un edificio monumental como sede de su Museo Paleontológico es Orce. El palacio de los Segura, una destacada construcción de arquitectura civil privada, tras ser comprado por el Ayuntamiento de Orce en 1981, fue restaurado por una Escuela Taller primero y por una Casa de Oficios después, habiéndose convertido en el museo de Prehistoria y Paleontología de dicha localidad.

 

  1. Escuela de Idiomas

Por todas las comunidades autónomas españolas se siguen rehabilitando edificios históricos para usarlos como sedes de escuelas de idiomas. A los bastetanos nos gustaría que el Ayuntamiento, en unión con la Junta, nos sorprendiera próximamente con el anuncio de la elección de un edificio histórico-artístico para ubicar la nueva sede de la escuela de idiomas.

PALACIO DE GODOY

Nos gustaría que hicieran lo mismo que el Ayuntamiento de Cáceres, y la Junta de Extremadura, que un edificio histórico-artístico relevante entrará en el Plan de Infraestructuras 2015-2020 de la Consejería de Educación y Cultura como sede de la escuela de idiomas, a sufragar con fondos europeos Feder, caso del palacio de Godoy en Cáceres.

4.1. Dos ejemplos en Granada capital: el palacio de las columnas y hospital de la Santa Cruz 

   En la mayoría de las provincias españolas se están rehabilitando edificios como sedes de escuelas de idiomas, tanto a nivel de enseñanzas medias como universitarias. Veamos hoy dos escuelas universitarias ocupando edificios monumentales: el palacio de la Columnas y el hospital de la Santa Cruz.

4.1.1. Palacio de las Columnas

El palacio de los Condes de Luque, del siglo XIX, es desde 1982 la sede de la Escuela Universitaria de Traductores e Intérpretes de Granada.

4.1.2. Hospital de la Santa Cruz, sede del Centro de Lenguas Modernas

    Este edificio de los siglos XVI, transformado en casa de vecinos en el siglo XIX, se ha convertido en la sede del Centro de Lenguas Modernas de Granada.