41. La Tuna Municipal de Caniles

Autor: Juan Antonio Díaz Sánchez

La Tuna de Caniles no es universitaria, dista mucho de la concepción esencial de ésta, sino que se fundó como una tuna municipal por la concejalía de cultura de Caniles, en 1986, partiendo de la iniciativa del AMPA del C.P. “Juan XXIII” del municipio. Al frente de la misma se puso como monitor al bastetano Enrique Manzano, contaba en el momento de su fundación con 92 alumnos, y cuyo monitor supo llevar a esta tuna hasta el programa de Canal Sur TV “Tal como somos” en 1991, a grabar un CD y a participar en el hermanamiento de Caniles con Ripollet (Barcelona), entre otros muchos eventos.

Al año de su fundación, es decir, en 1987, tuvo lugar durante la Feria y Fiestas de Caniles, a comienzos del mes de agosto, la celebración del “I Encuentro de Rondallas Villa de Caniles”. Éste, que en el año 1996 pasó a denominarse “Certamen de Rondallas y Tunas Villa de Caniles”, se estuvo celebrando hasta 1999, llegando a celebrar hasta su décimo tercera edición. A lo largo de los trece años que se estuvo realizando el mismo, la Tuna de Caniles pudo compartir escenario con muchas agrupaciones musicales similares procedentes de la comarca de Baza o de localidades limítrofes a la misma.

Una tuna que, al albor del nuevo milenio, pasó a denominarse Tuna “Pal Cream” de Caniles, su dirección fue asumida por Susana Carrillo y con ella es con la que realmente comienza esta emotiva y personal historia. De su mano, aprendimos a cantar y perfeccionar instrumentalmente las canciones más típicas de la tuna: “Clavelitos”, “Rondalla”, “Estudiantina Madrileña”, “Fonseca”, “Así es mi Granada”, “Estudiantina Compostelana”… Una vez conformado nuestro repertorio, siempre teníamos nuestras dos actuaciones municipales anuales: la de Feria con canciones típicas de la tuna y la de Navidad con nuestro repertorio de villancicos que, en cierta ocasión, fue llevado al especial de Nochebuena que realizó Radio Baza.

Fueron muchos años disfrutando, día a día, semana a semana, mes a mes, de amistad, de notas y acordes, de risas, de alegría, de trabajo, de satisfacciones… Sería muy difícil de enumerar todas las actuaciones que tuvimos a lo largo de los más de diez años que estuvimos juntos y sus correspondientes anécdotas. Pero, de tener que elegir alguna, sí elegiría una de las que más ilusión nos produjo a todas y todos, la serenata que realizamos a nuestros padres y madres, una pequeña muestra de agradecimiento por habernos apoyado en esta afición regalándonos los instrumentos (guitarras y bandurrias), confeccionándonos los trajes, e incluso, como la mayoría de todos éramos muy jóvenes, llevándonos en sus coches por las distintas localidades donde teníamos que actuar. Y otra muy importante fue la participación en el Encuentro Internacional de Tunas Femeninas de España, que se celebró en marzo de 2018 en Baza, y que gracias a la generosidad de nuestras amigas y hermanas de la Tuna Femenina de Medicina de Granada –tuna ésta muy especial para la Tuna de Caniles por amistad, aprecio, generosidad y cariño‒ pudimos ser partícipes del mimo.

La Tuna de Caniles, una tuna que, como bien hemos visto a lo largo de estas líneas, ha tenido su pasado; también tiene un presente y un futuro. Un futuro, que bajo la nueva y generosa batuta del accitano Alejandro Baena Regalado –muchas gracias mi querido amigo por aceptar esta nueva labor musical y propuesta tunantesca‒, se está creando todos los jueves de 19:00 a 21:00 horas en las dependencias del Ayuntamiento de Caniles, ensayo tras ensayo, y que está todavía por escribir: ¿os gustaría ser personajes propios de este nuevo resurgir tunante? Pues ya sabéis dónde podemos encontrarnos.