Miércoles 9 de enero de 2019

La Agencia Estatal de Meteorología certifica sus previsiones con dos nuevas alertas para hoy y mañana, que anuncian unas jornadas de frío polar. Una situación que afecta a la mayor parte del país en la que la peor parte se la llevarán en la mitad norte con mínimas de entre 5 y diez grados bajo cero, en algunas zonas de interior, donde la cota de nieve se situará en torno a los 400 metros en lo que serán días del más puro invierno.

En Andalucía hay un nuevo aviso amarillo, por bajas temperaturas, para las zonas de Baza, la Cuenca del Genil y las campiñas de Sevilla y Córdoba, ciudad esta última en la que se han instalado 52 camas adicionales para los “sin techo”, en previsión de las necesidades que se van a producir en las casas de acogida.

La AEMET añade que no se esperan precipitaciones de importancia, solo algunas de carácter débil para el jueves en el sureste y Alborán que remitirán a partir del viernes.

En cuanto al riesgo por temperaturas mínimas en Baza, la Cuenca del Genil y Guadix, tendrá sus momentos culminantes entre las 02,00 y las 10,00 de hoy miércoles y mañana jueves, si bien la alerta de hoy contempla una horquilla de temperaturas de entre -4 y 13 grados, algo que mañana, jueves 10, cambiará de forma notable para pasar a ser de entre -8 y 9 grados y dar inicio a no menos de entre tres y cuatro días en situación similar.

 

Desde el Ayuntamiento bastetano se recomienda proteger los contadores y tuberías descubiertas frente a las heladas para evitar averías. Ante la previsible bajada de temperaturas de las próximas noches, durante las que se podrían alcanzar los 5 grados bajo cero, se recomienda a los propietarios de viviendas e inmuebles que protejan las instalaciones de fontanería y los contadores que se encuentren en lugares más expuestos al frío.

Con gestos sencillos como envolver los contadores con plásticos o trapos y ponerle protección a las tuberías que están a la intemperie se puede evitar que el agua en su interior se congele y reviente las instalaciones.  Por otro lado, dejar caer  unas gotitas de agua por alguno de los grifos de la casa puede impedir la congelación de las tuberías del interior de la vivienda.

Este tipo de averías provoca muchas molestias a los vecinos, desde humedades y pequeños destrozos por la presencia de agua en muebles y enseres hasta cortes de suministro, sin contar con el desembolso económico derivado de los arreglos.

 

La provincia de Granada está entre las provincias con más población en zonas de exclusión social, en las que se incluyen Baza y Huéscar. Granada está entre las provincias andaluzas con un mayor número de habitantes residiendo en zonas de exclusión social o en las que existen factores de riesgo de que se produzca. Actualmente hay 129.655 granadinos que viven en barrios donde predomina un entorno de pobreza y se conjugan además otros elementos que dificultan la inclusión según se extrae del estudio para la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social de la Junta de Andalucía.

La proporción de habitantes establecidos en estas áreas desfavorecidas es bastante alta en la provincia, un 14,16%, y solamente lo superan Cádiz (16,42%) y Almería (18,50%), que aglutinan más personas en territorios marcados por las desigualdades.

El informe de la Junta de Andalucía señala que en Granada hay trece zonas desfavorecidas y atañen a diez municipios: el distrito Norte y Santa Adela en la capital; San Antonio-Ancha, la Huerta de Carrasco y Varadero-Santa Adela en Motril; la Alcazaba y la Alfaguara en Loja; los barrios El Barranco y La Cañada en Atarfe; las barriadas de Las Flores, las Cuevas y Cerro Fáquila en Pinos Puente; el barrio de Santa Ana en Fuente Vaqueros, el barrio de La Peña en Iznalloz y distintos asentamientos de cuevas en puntos del norte como Guadix, Baza y Huéscar.

El estudio concluye, por tanto, que el mapa de la desigualdad en Granada abarca gran parte de su geografía y se instala principalmente en municipios que son cabeceras de comarca como es el caso de Granada, Motril, Loja, Baza, Guadix, Iznalloz y Huéscar. A esto hay que sumar los asentamientos de personas en riesgo de exclusión social en pueblos de la parte norte de la Vega como Pinos Puente, Fuente Vaqueros y Atarfe, tres municipios metropolitanos que se encuentran a poca distancia los unos de los otros.

El informe señala en este sentido que la concentración de la población que reside en zonas en municipios menores de 20.000 habitantes se da mucho más en Granada (39,75%) que en otros territorios donde la concentración es superior en zonas altamente pobladas como las capitales de provincia. Asimismo, otra singularidad en Granada es la identificación de los barrios de cuevas que hay en diferentes municipios como sitios donde se focaliza la exclusión.

Para la elección de estas zonas, se tuvieron en cuenta distintos indicadores sociales como la tasa de paro, la población inmigrante, la existencia de problemas de seguridad y convivencia, la dimensión y concentración del parque público de vivienda y la prestación de servicios públicos educativos y sanitarios, entre otros. En su mayoría, se trata de entornos urbanos con elevada concentración de población en situación vulnerable y afectados por la existencia de barreras físicas, además de por las tendencias segregacionistas de la sociedad contemporánea que generan procesos de exclusión social.

Una de las conclusiones arrojadas por el estudio reconoce que las actuaciones y los esfuerzos en políticas sociales, educación, salud y otras, aplicados en estas barriadas y zonas con necesidades de transformación social no han obtenido resultados suficientemente satisfactorios. “Han contribuido a paliar la grave situación, pero su capacidad de intervención no se corresponde con la magnitud y dificultad de la problemática a la que se enfrenta”, apunta el documento.

En este sentido, se reconoce la labor de las personas que trabajan con estas personas en riesgo de exclusión y que “sufren el desánimo y la impotencia derivada de una situación estructural que es difícilmente reversible mediante la motivación y el sobreesfuerzo personal”. Poner fin a la pobreza es la principal razón de ser de la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social, que también se marca el reto de “lograr que las ciudades y asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”.

Son solo dos de los 17 objetivos recogidos en este proyecto, acompañados de 169 metas para ser aplicadas en el horizonte 2030. De esta forma, esta estrategia aprobada a finales de agosto de 2018 por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales permitirá implementar medidas que ayuden a mejorar la calidad de vida de esos 129.655 granadinos que residen en las trece zonas identificadas.

Para ello, en dichas áreas que se llevarán a cabo acciones estructuradas en torno a cuatro ejes: desarrollo económico y comunitario sostenible, políticas públicas para el bienestar y la cohesión social, mejora del hábitat y la convivencia y trabajo en red e innovación en la intervención social comunitaria. En total, la Junta de Andalucía tiene previsto invertir 169,5 millones de euros en toda la región.

 

Hasta el 17 de enero se pueden presentar las ofertas para instalar la nueva cubierta del Pabellón de Ferias. Hasta el 17 de enero se encuentra abierto el plazo de presentación de ofertas para la instalación de la nueva cubierta del Pabellón de Ferias y Exposiciones de Baza, en el que se invertirán un total de 75.569,34euros.

La cubierta quedó destrozada en el mes de septiembre por una intensa granizada por lo que las obras consistirán en la reparación general de la cubierta, en concreto de los elementos que la componen: las chapas traslúcidas y los lucernarios. El plazo máximo estimado para la realización de los trabajos se ha fijado en dos meses.

El coste de la reparación correrá a cargo de la compañía aseguradora de esta instalación municipal, que ya ha realizado el pago de una parte de las obras, a la espera de completar el resto cuando los trabajos se realicen y se sepa el coste completo de los mismos.  Los detalles de la licitación se pueden consultar en la plataforma de licitación del estado.

 

Granada es la provincia con más demora de Andalucía para operarse, ver al especialista y hacerse una prueba diagnóstica, por los pésimos datos de los hospitales de la capital. Las listas de espera en los hospitales de Granada baten récords de demora para operarse, ver al especialista o hacerse una prueba diagnóstica. La Consejería de Salud ha publicado estos días los tiempos de respuesta hospitalaria a junio de 2018, unos datos que solía hacer públicos en septiembre, pero que esta vez se han retrasado hasta inicios de enero de 2019, una vez pasadas las elecciones andaluzas y a escasos días del más que probable cambio de gobierno.

Granada ya era en junio de 2017 la provincia con más tiempo de espera de Andalucía en consultas externas y pruebas diagnósticas, y la segunda con más retraso para pasar por el quirófano, cuando los dos hospitales de la capital todavía figuraban englobados en el Complejo Hospitalario de Granada. Pero un año después, a junio de 2018, con la desfusión hospitalaria ya completada, la situación se ha agravado de forma alarmante, y tanto el Virgen de las Nieves como el Hospital San Cecilio son los centros con peores datos de Andalucía, a gran distancia del resto de los principales hospitales de cada provincia.

Hasta el punto de que, por primera vez, en varias operaciones quirúrgicas los dos hospitales de la capital se han superado el plazo máximo de demora garantizado por ley por la Junta, es decir, que los pacientes pueden solicitar que les intervengan en un centro privado (que luego le pasará la factura al SAS).

La situación provincial andaluza, con Granada a la cabeza, para mal, en todos los parámetros, es debida a los pésimos datos de los dos hospitales de la capital, ya que el resto de los centros comarcales (Motril, Baza, Guadix y Loja, con una cartera de servicios mucho más reducida) tienen unos tiempos de respuesta mucho mejores, por debajo incluso de la media andaluza.

En Granada había a junio de 2018 un total de 11.469 pacientes en lista de espera para pasar por el quirófano, un 22,3% más que en 2017 (ese año la lista ya había subido un 18% respecto a 2016). Es el mayor incremento de pacientes de Andalucía, al igual que el tiempo medio de espera, 115 días, por los 73 de media en Andalucía.

La evolución de los días de espera media quirúrgica en Granada es demoledora: 64 días en 2016, que pasan a 81 en 2017 y 115 en 2018. Desesperante.

 

Crean una plataforma vecinal contra el proyecto de macrogranja porcina en Cuevas del Campo. Activistas ecologistas y vecinos han creado con trabajadores vinculados a distintos sectores productivos en la zona norte de la provincia de Granada una plataforma contra el proyecto de la considerada como macrogranja de engorde de cerdos más grande de España en Dehesas de Guadix.

La Plataforma por la Protección del Guadiana Menor, junto con Ecologistas en Acción, han denunciado en una nota de prensa “las graves consecuencias” que conllevaría en el norte de la provincia esta explotación para la cría de 125.000 marranos al año, ubicada a tres kilómetros a una zona de viviendas en Cuevas del Campo, para “la salud, el medio ambiente y la población”.

El 29 de diciembre, en una reunión en Cuevas del Campo, organizada por la plataforma y Ecologistas en Acción, los asistentes se ofrecieron a participar en las “reivindicaciones, cortes de carreteras y manifestaciones” que sean “necesarias para frenar de inmediato este proyecto que condena de muerte a todo lo que vive y convive en el territorio”.

Se han recogido ya más de 2.000 firmas, según han indicado desde esta plataforma, cuyos representantes han mantenido que “lo que más alarma y preocupa es la despoblación, el turismo rural, las aves protegidas, la vegetación; por no hablar de los campos anegados de purines, que quedarán inutilizables para la agricultura”.

Otro punto en cuestión es la cantidad de agua que necesita esta macrogranja porcina siendo esta una zona desértica, así como “la contaminación de acuíferos y cursos fluviales de la Rambla de la Matanza”, y los ríos Fardes, en su parte baja, y Guadiana Menor.

Además, perjudicará, según mantienen, la salud pública “por la posible transmisión de enfermedades, la gran cantidad de moscas y olores”. También señalan que el proyecto no “va a resolver el tema del paro en la comarca, sino que va a destruir empleo ya existente y los daños ambientales previstos no favorecerán la afluencia de turistas que se esperan atraer” con el Geoparque de Granada.

La finca, limitada por el río Guadiana Menor y el río Fardes, donde la Sociedad Vagido Alto SLU quiere instalar su negocio está protegida por la Red Natura 2000, por lo que hay “un riesgo serio de daños al medio ambiente, protegido por la legislación española y europea”.

 

La Hermandad del Santísimo Cristo de la Providencia de Alboraya clausura la celebración de su 90 aniversario con la actuación del bastetano Dani Jiménez, Dani Baza. La Hermandad del Santísimo Cristo de la Providencia y del Santo Cáliz de Alboraya celebrará el próximo sábado 12 de enero el acto de clausura de su 90 aniversario. El evento consistirá en la celebración de una eucaristía por San Juan de la Ribera a las 20 horas en la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de Alboraya.

Posteriormente, a las 21 horas tendrá lugar un concierto por parte de la banda de la Sociedad Musical de Alboraya, dirigida por Eduardo Nogueroles, que estrenarán la marcha compuesta por el mismo director llamada ‘Cristo de la Providencia’. El concierto contará con la presencia de Dani de Baza, cornetista andaluz de renombre en España, quien interpretará junto a la banda algunas de las piezas incluidas en su último disco.