Pregón de la Feria y Fiestas de Baza 2019, por la bastetana Ana Belén Vico Serrano.

Baza, tierra llena de historia milenaria, de agua limpia y fresca que surge de manantiales y fuentes por doquier.

        Baza, rincón de encuentros marianos, de leyendas y de historias…

        Baza, alma de gente noble, sencilla y trabajadora.

        Baza, nostálgica y bella, con rincones para meditar y soñar.

        Desde su sierra hasta el río, olivos, almendros, frutales y huertos son cultivados por hombres y mujeres sencillos y curtidos por el trabajo y el clima que, con miradas melancólicas, miran al cielo pidiendo a Dios lluvia y aire fresco para sus cosechas.

        Matemáticos, escultores, músicos, poetas… han habitado esta tierra a lo largo de los siglos…

       Yo no lo elegí pero tuve la suerte de nacer aquí.

        Esta Baza se dispone a celebrar un año más su Feria y Fiestas en honor de nuestra Madre, la Santísima Virgen de la Piedad.

Sr. Alcalde del Excelentísimo Ayuntamiento de Baza y  autoridades.

Queridos paisanos, paisanas y amigos todos, a los aquí presentes y a los que no han podido asistir, a pesar de que les hubiera gustado, por sus palabras de ánimo y por su apoyo, siempre incondicional.  Muchas gracias.

Gracias a todos por vuestro cariño y consideración y por haber confiado en mí para encomendarme esta responsabilidad.

Hace poco más de un mes recibí la llamada de nuestro Alcalde, Pedro Fernández, comunicándome que habían decidido proponerme como pregonera de la Feria y Fiestas de Baza 2019.

Como no podía ser menos, me sentí enormemente honrada, y por qué no decirlo, un poco agobiada por la enorme responsabilidad que para mí suponía semejante encargo.

Apenas he tenido tiempo para preparar este humilde pregón pero no podía negarme,  puesto que es un gran honor poder decir unas palabras al pueblo que me vio nacer, en el que crecí, donde me casé y donde nació mi hija, el pueblo al que llevo siempre dentro de mí y al que siento mío ayer, hoy y siempre.

Inmediatamente después de recibir la llamada del Alcalde, no pude sino acordarme de mis predecesores en esta tarea, todos ellos de unas cualidades y conocimientos de altísimo nivel, algunos de ellos compañeros de profesión como José Requena Paredes o Jesús Gavilán, ambos prestigiosos Magistrados, referentes en el mundo de la judicatura y la tristemente fallecida Magistrada de renombre, Raimunda de Peñafort Lorente. Y en los dos últimos años, el gran tenor Pablo Alonso y David Bastidas, artistas hasta la médula. Ante estos pregoneros y pregones, a muchos de los cuales he asistido maravillada y emocionada, no pude sino pensar “y qué puedo decir yo que ya no se haya dicho sobre Baza y de la manera en qué ha sido dicho”.

Espero estar a la altura de las circunstancias, contando con la benevolencia de todos ustedes a la hora de juzgarme como pregonera. Lo haré con el corazón, sin pretensiones poéticas, artísticas o líricas, de las que carezco, pero desde mi más absoluto respeto a Baza, a sus gentes y a su feria.

Ante todo, quiero empezar diciendo que soy BASTETANA, nací en 1.972 en el Hospital de Santiago, con la ayuda de Don Arsenio, como tantos otros bastetanos, me crié en el barrio de la Tamasca, estudié en el Colegio Ciudad de Baza y en el Instituto José de Mora, donde tuve tantos y tan buenos, no profesores, sino maestros, en el más grande sentido de la palabra, porque “Un profesor es el que enseña, un maestro es del que se aprende”. A todos ellos, desde mi primera maestra, la señorita Dª. Antoñita Muñoz, a la que tanto quiero y que tanto me quiere, hasta  mi preparador de oposiciones, D. Antonio Angulo, que siempre creyó en mí, y que lamentablemente nos dejó cuando empezaba a disfrutar de un merecido descanso tras la jubilación, les doy las gracias.

Y mi agradecimiento, en particular, a mi familia, a los que ya no están, especialmente, a mis abuelos, todos ellos de origen humilde y que tanto lucharon porque sus hijos y sus nietos se formaran como personas y como profesionales, a mis abuelos paternos, José y Dolores, agricultores del cercano pueblo de Caniles pero que estuvieron íntimamente vinculados a Baza, y a mis abuelos maternos, Jesús -al que todos conocían como “Donato el Sastre”- y Pepa, bastetanos de toda la vida, que vivieron siempre en la Calle de los Dolores y disfrutaron de la feria cómo hoy disfrutamos todos nosotros.

Y a mis padres, Manolo y Mari Pepa, hoy aquí presentes, mis grandes y más queridos MAESTROS. MAESTROS CON MAYÚSCULAS, a los que debo todo lo que soy, que siempre están ahí, mis guías y referentes de vida.

Y, en general, a toda mi familia, a mi marido y a mi hija, a mi hermano, mi cuñada, mis sobrinos, a mi suegra, cuñados, tíos, primos y amigos que siempre me acompañan.

Como les decía, soy bastetana, recibí la comunión de manos de D. Juan Hernández en la Iglesia de La Mayor, asistía a la misa de niños en la Iglesia de Los Dolores, compraba pipas en el kiosco de la Plaza Mayor y comía polos de limón de los Valencianos. Me tomé las primeras cervezas en el Bar Papa y todos los años de mi infancia y juventud me desgañité gritando “qué” desde la Plaza Mayor el día 3 de diciembre.

Cuando terminé el bachiller tenía claro que mi camino eran las Letras y  me decidí por la carrera de Derecho. Cada día, metida en el mundo de las leyes, reconocía mi acierto por esta decisión.

Terminé la carrera y me arriesgué a  prepararme Judicatura.  Con la inestimable ayuda de un magnífico Magistrado y mejor persona, Don Antonio Angulo, tuve la suerte de aprobar y en mi profesión me sentí totalmente realizada como persona.

Esta profesión, hasta no hace muchos años, estaba vetada a las mujeres pero yo tengo que decir que jamás me he sentido discriminada. Afortunadamente, las mujeres hemos avanzado mucho en los últimos años.

Las mujeres empezamos a mejorar cuando nuestras madres y nuestras abuelas lucharon y se dejaron la piel para que nosotras tuviéramos una vida mejor que la que habían tenido ellas, porque las mujeres han sido TRABAJADORAS siempre.

A lo largo de los siglos, las mujeres trabajaron en silencio, administraron la economía de sus casas, cuidaron de sus maridos y de sus familias, criaron a sus hijos y transmitieron unos valores… sin que nadie les reconociera siquiera el derecho a saber leer y escribir y si no llegaron a  hacer grandes carreras universitarias como las mujeres de hoy día no es porque nosotras seamos más inteligentes sino porque a ellas nunca nadie les dio una oportunidad.

Desde aquí mi más sentido homenaje a todas nuestras antepasadas a las que tanto debemos.

Debemos luchar porque no existan discriminaciones de ningún tipo.

Todos somos iguales en derechos y obligaciones.

Erradicar la violencia de género. Que ninguna mujer pueda ser objeto de abusos, y no sólo sexuales sino en todos los derechos fundamentales.

Y esto es algo que no se soluciona con más policía sino con más EDUCACIÓN.

La violencia de género, como tantos otros problemas de esta sociedad en la que vivimos, violencia doméstica, atentados contra la libertad, discriminaciones por razón de raza, ideas u orientación sexual.., son problemas que no podemos pretender solucionar únicamente desde el ámbito judicial, sino que han de solventarse desde sus propias raíces, a través de la educación en las familias, en los colegios, de los valores que sepamos transmitir a nuestros hijos. Hemos de concienciarnos de que solo a través del sistema educativo y de la instauración de un sistema de valores que prime el respeto a la persona por encima de cualquier otra cosa, podremos resolver los gravísimos problemas a los que nos enfrentamos.

Si cuando acepté el pregón tuve dudas y nerviosismo imagínense cuando pensé que era titular de un Juzgado. En mis manos estaba administrar JUSTICIA que es sinónimo de ética, equidad y honradez.

Tengo que deciros que ser Juez no es fácil, pero me encanta lo que hago. Es una profesión que me permite aplicar los conocimientos jurídicos que adquirí en la carrera de Derecho  pero en la que, al mismo tiempo, es necesario, en todo momento, tener presente que se trabaja con personas y que éstas merecen ser tratadas como tales, aunque esto a veces resulte muy difícil.

He tenido que resolver casos complicados en los que había que decidir si una persona iba varios años a prisión. He visto durante la guardia levantamientos de cadáveres de asesinatos que me han quitado el sueño varios días y después tener delante a los asesinos y resolver sobre su situación, pero nunca se puede olvidar que tenemos que aplicar la ley –los jueces nos limitamos a aplicar la ley que elabora el poder legislativo- y que enfrente tenemos personas a las que hay que tratar como tales, con responsabilidad y sentido común, aplicando la ley al supuesto concreto y teniendo en cuenta todas las circunstancias que rodean el supuesto y las personas, esto es lo bonito de esta profesión.

En los últimos tiempos, como bien sabéis, no es precisamente la figura del Juez la más valorada en la sociedad. Me duele cuando oigo que en España no hay justicia. Sí la hay, os lo aseguro. Los jueces trabajamos y mucho para que la haya, con los medios de que disponemos, que son pocos, y es fundamental para poder avanzar en un Estado Democrático de Derecho la separación de poderes y el más absoluto respeto a las decisiones judiciales.

Y como os decía, durante mis años en Granada, en Barcelona, en Guadix, en Almería, siempre he procurado llevar por bandera a mi tierra y a mi gente bastetana.

Mi marido, mi hija y mis amigos de toda la vida eran y son bastetanos aunque también presumo de tener grandes amigos, que he ido encontrando en otros lugares, algunos de los cuales están aquí hoy y a los que intento transmitir el amor que siento por este pueblo, al que no suele pasar un mes entero sin que venga a visitar y a cuya feria intento y lo he conseguido prácticamente siempre no faltar nunca. Me moriré de pena el día en que no pueda ver bajar a Cascamorras y quienes me conocen saben que es verdad.

Ante esto comprenderán ustedes que no podía menos que aceptar ser pregonera porque jamás podría negarme a hacer algo que tenga relación con este pueblo al que tanto debo y al que tanto quiero.

Me han encomendado la tarea, difícil y a la par ardua y bonita, de pregonar la feria de Baza, de mi pueblo. Pueblo del que me fui a Granada para estudiar, a los 18 años, pero al que siempre vuelvo cuando puedo y de cuya feria soy una enamorada.

La feria es lugar de encuentro de todos y todas los bastetanos y bastetanas, punto de referencia donde, los que vivís aquí y los que no tenemos esa suerte, año tras año, nos vamos encontrando, desde el día 6 de septiembre en Cascamorras hasta los fuegos artificiales del día 15.

Y es que la feria de Baza, una de las más largas de España, empieza con la Fiesta de Interés Turístico Internacional más peculiar y emocionante que se haya conocido, el Cascamorras.

Cascamorras es uno de los signos de identidad de Baza.

Juan Pedernal tuvo el privilegio de escuchar la voz cálida y celestial que clamaba Piedad, signo de compasión y misericordia, virtudes que emanan del AMOR.

Amor, virtud que distingue al ser humano. Los bastetanos podemos presumir de llevarlo a la práctica en nuestras relaciones humanas.

El amor, nacido de la Piedad, hizo que el pueblo sencillo se uniera en la hermosa misión de proteger y rebelarse para que su Piedad no saliera de Baza. Un gesto humilde y valiente que cada año conmemoramos.

Cascamorras no es sólo pintura y jolgorio, es rememorar la savia y amor propio de un pueblo que, con el máximo respeto, protege a su Virgen.

Cada redoble de tambor es una oración, cada jura de bandera es ver a hombres y mujeres postrados ante un símbolo de paz y fraternidad.

El Cascamorras es tan especial que ningún bastetano, por lejos que esté de su tierra, un día 6 de septiembre, a las seis de la tarde, no traslada su alma a las Arrodeas para recordar tan magna fiesta.

Si estás presente lo vives, si estás ausente lo sientes y las lágrimas manan del sentimiento profundo y del orgullo de ser bastetano.

A la persona que lo encarna se le adora y mima porque no es un rival. Es un hermano al que se le encomienda la imposible misión de llevarse a nuestra Virgen.

Siempre he procurado llevar la historia de Cascamorras por todos los lugares por donde he pasado. Además me siento especialmente vinculada al Cascamorras porque mi primer destino como Juez fue el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Guadix, pueblo “rival” (entre comillas), en el que tuve la oportunidad de conocer la “otra cara de la moneda” de la fiesta. Allí hay quien dice que les “robamos” a la Virgen (habrase visto). Tuve que llegar yo para explicar que la Virgen, como todo el mundo sabe, quiso quedarse en Baza y les damos la oportunidad, una vez al año, de venir a por ella. Si no lo consiguen, qué le vamos a hacer.

He de decir que en Guadix, como ahora en Almería, me sentí querida y respetada, conservo muchos amigos y amigas, entre ellos, Pepe Heras, cuyo hijo el año pasado tuvo el honor de ejercer de un inigualable Cascamorras y, como dije en mi despedida de Guadix, puedo afirmar que me siento una BASTETANA ACCITANA. Al Cascamorras en Baza se le pinta pero se le quiere. No cumple con su misión pero hermana a dos pueblos.

E igual que hermana a dos pueblos, accitano y bastetano, nos une a todos los bastetanos en la misión de que no se lleven a nuestra Virgen. Miles de personas salen a la calle y se juntan en un mismo propósito y una vez conseguido, acogemos a Cascamorras como uno más entre nosotros. Cascamorras jura bandera el día 7 arropado por los cientos de bastetanos que lo encuentran a su paso por las calles del pueblo y del recinto ferial. Cascamorras procesiona el día 8 de septiembre con la Virgen de la Piedad, hermanadas las corporaciones y la gente de uno y otro pueblo, siendo ya todos uno solo.

Baza, bajo el manto de la Virgen de la Piedad, nuestra co-patrona y a la que cientos de bastetanos acompañamos en la tarde del día 8 en su recorrido por las calles de la localidad, es un pueblo solidario, que acoge -y me siento orgullosa de ello- a todos cuantos vienen a buscar una vida mejor, que –como ya dijo mi padre en el Pregón de la Semana Santa 2008- han tenido que dejar su tierra y el cariño de los suyos porque el hambre les ha obligado a buscar el pan en otros lugares y a los que no podemos dejar abandonados a su suerte porque, después de pasar la tristeza de las pateras, se encuentran la injusticia de un salario ridículo, de vivir marginados y muchas veces rechazados.

Por mi profesión, vivo a diario esta realidad. Almería recibe cientos de inmigrantes y muchos de ellos desgraciadamente fallecen en el intento de conseguir una vida mejor. Es obligación de nuestros dirigentes regular esta situación y evitar estas tragedias y la nuestra comprender y dar cobijo, en la medida de lo posible, a estos seres humanos que no tratan sino de alcanzar lo que la vida, por lugar de nacimiento, les ha negado.

Y después de Cascamorras, empieza la feria, la FERIA con mayúsculas. Se enciende la fachada del recinto ferial y los bastetanos vivimos diez días intensos de feria, sin faltar ni mañana, ni tarde ni noche.

Mis recuerdos de la infancia se remontan a cuando la feria se instalaba en la Alameda, un lugar precioso paisajísticamente hablando y donde disfrutábamos del entorno tanto como de la feria. Ahora bien, fue un acierto el cambio de ubicación, al principio nos costó pero es lo cierto que la Alameda se había quedado pequeña y sufría con la instalación del ferial.

Y llega el día 7. Lo recuerdo con mucho cariño. ¡Por allí viene el Cascamorras! Los ecos de su tambor y el griterío de los niños que lo acompañan.

Su traje multicolor, su sonrisa permanente y su cariño son sus características.  Los vivas al Cascamorras, las juras de bandera,  las fotos.. ¡Qué orgullo se siente al posar con el Cascamorras! ¡Qué hermosas las miradas inocentes de los niños!.

¿Quién de nosotros, de mayores, no recuerda esto? El mundo parece contemplar esta mañana bastetana. Ya no hay problemas. Sigamos al Cascamorras.

Y llega el día ocho.

Por la mañana oración en la misa solemne en honor de nuestra Patrona.

Hombres y mujeres, niñas vestidas de gitanas y de corto los niños, reflejan el orgullo de ser andaluces. ¡Sí! Los bastetanos nos sentimos andaluces y españoles. ¡Con orgullo!.

Las sevillanas invaden las calles de Baza y no hay hueco para aquello que no sea belleza.

Mucha alegría y a comer a la feria.

Al caer la tarde, cuando el sol se pone por las Arrodeas  y llega el ocaso del día, los hombres y mujeres de Baza, con su vela en la mano, se dirigen a la casa de la Madre.

Vela de cera.  En esa vela cada persona lleva su vida. Sus penas y alegrías. Sus sudores y descansos. Sus enfermedades, sus enfados y sus preocupaciones.

Y todo termina en una llama que se va consumiendo poco a poco, como nuestras vidas, pero estamos contentos si  todo ha servido para dar un poco de luz a nuestra Virgen a la que, en su recorrido por las calles de Baza, le pido su protección.

Horas de oración y recogimiento.

También la feria de Baza es esto.

Desde todos los barrios la gente acude a la feria, barrios los de esta noble ciudad que invitan a perderse por sus rincones.

Ningún visitante puede privarse de un paseo, una mañana de primavera, por el barrio de Santiago.

Calles estrechas y encaladas. Balcones repletos de plantas bien cuidadas. Puro sabor andaluz… Blanco y verde…

Los azucaques, en los que los rayos del sol luchan por entrar y disfrutar de su silencio y su encanto.

El Corralazo, digno del mejor corral de comedias…

El alma se engrandece. Los pensamientos vuelan como pájaros planeando.

Sientes el gran placer de escuchar el silencio, solo acompañado por el gorgoteo del agua limpia y cristalina de nuestras fuentes.

Otro día podemos trasladarnos al barrio de San Juan, subiendo por las Carnicerías, balcones de palo,  Plaza de los Moriscos, Calle Cáliz, Chorrillo…

Allí sentimos la añoranza de nuestro pasado.

Baza, árabe y cristiana.

Terminamos paseando por la Alameda, escuchando  el trino de los ruiseñores.

¿Quien no disfruta viendo nuestros baños árabes, artesonado de la Iglesia de Santiago, Iglesia Mayor, San Juan, la Merced, los camarines majestuosos de La Piedad y Los Dolores, Museo Arqueológico, donde podemos encontrar los restos de nuestro pasado, entre ellos la copia de nuestra querida Dama, y disfrutar del magnífico patio en que nos encontramos, Palacio de los Enríquez, los distintos barrios típicos encalados y llenos de macetas, viviendo el atardecer con el sonido del agua en sus diferentes caños…?

Baza cultural de la que nos sentimos orgullosos.

Del nueve al quince, tiempo para diversos elencos   lúdicos, deportivos y culturales.

Niños y mayores tienen la ocasión de demostrar sus habilidades en campeonatos de ajedrez, petanca, tractoristas, tirada al plato, juegos de mesa…

En Baza tenemos la suerte de contar con varias compañías de teatro amateur, que nada tienen que envidiar a las profesionales, así como coros que, en la feria, demuestran sus cualidades interpretativas para deleite de todos; espectáculos de cante y baile… Todo eso acompañado por los incomparables pinchitos y platos típicos bastetanos.

El día doce no puede faltar nuestra corrida de toros para disfrute de los aficionados.

Y nuestras fiestas acaban el día quince con el castillo de fuegos artificiales.

Noche de ilusión y fuerza vital que se manifiesta en un magnífico castillo que en la última noche ilumina el cielo bastetano. Miradas al cielo lleno de color y sonido. Cada explosión es un ¡Ooooh! y esas lágrimas de luces nos anuncian que nuestra feria se acaba.

El cohete gordo deja paso al otoño, es el anuncio de la vuelta a casa para empezar una nueva era de trabajo y quehaceres diarios.

Con el final del castillo quedamos emplazados para una próxima feria.

Baza es una ciudad acogedora. Ha habido reformas en las últimas décadas muy acertadas. Los espacios verdes han crecido, plazas, parques y edificios han sido rehabilitados -me emocioné visitando el Teatro Dengra restaurado, lugar donde tan buenos ratos pasé en mi niñez- pero la crisis económica y otras circunstancias han hecho mella en la economía de nuestra tierra.

El comercio, fuente de ingresos en tiempos pasados, sufre hoy una crisis preocupante  y el paro aún más.

Debemos favorecer el consumo de productos bastetanos y acudir a nuestras tiendas, a nuestro mercado, a nuestros bares y restaurantes, contratar a nuestros artesanos y profesionales.

Necesitamos ser más exigentes con los poderes públicos para lograr más inversiones. Las entidades públicas deben colaborar con los ciudadanos para crear pequeñas y medianas empresas, facilitando licencias, reduciendo tasas fiscales, organizando cursos de formación, concediendo créditos…

Y los ausentes, cada uno en nuestro puesto de trabajo, sea donde sea, debemos ser la voz que dé a conocer las cualidades de esta ciudad a fin de atraer visitantes que conozcan nuestros monumentos, nuestra gastronomía, nuestra cultura.

No debemos olvidarnos nunca de nuestras raíces, de nuestros orígenes bastetanos, debemos estar orgullosos de nuestro pueblo, de nuestras familias, de nuestros amigos, llevar siempre con nosotros el Cascamorras, el Baza qué, la Virgen de la Piedad, la feria de Baza.

Y colaborar, en la medida de nuestras posibilidades, a que Baza sea conocida. Contribuyamos a su progreso y llevemos siempre con orgullo el nombre de Baza allí donde nos encontremos.

Baza no se puede dormir y mucho menos morir. Baza está viva. Aprovechemos todo lo que tenemos, que es mucho y hagamos de ella la ciudad que soñamos.

 

Muchas gracias, buenas noches y FELICES FIESTAS.

 

 

Reapertura del teatro Dengra , 11 mayo 2019

El Teatro Dengra abre sus puertas tras 15 años cerrado y una rehabilitación de 2,5 millones de euros que en diez meses da a  la ciudad un gran espacio escénico con 557 butacas. El Teatro Dengra de Baza ha reabierto esta noche sus puertas para acoger la ópera Marina con la que ha conseguido un lleno absoluto, más de quince años después de que se cerraran sus puertas. Pasados unos minutos de las ocho y media de la tarde, el telón del Teatro Dengra se ha vuelto a abrir para que casi 560 personas pudieran disfrutar de todo un clásico de la lírica española, Marina de Emilio Arrieta, con una puesta en escena de la Compañía Teatral Clásicos de la Lírica y la dirección artística de Luis Roquero.

Entre la plantilla de artistas ha destacado el tenor bastetano, Pablo Alonso Gallardo, miembro del Coro Nacional de España y que ha interpretado al protagonista masculino (Jorge). Unas horas antes del inicio manifestaba su emoción por volverse a subir a las tablas de un teatro que le ha visto crecer como artista y persona.

Para conseguir que la ciudad de Baza cuente con este nuevo gran espacio escénico con capacidad para 553 personas (557 butacas y 6 espacios para sillas de ruedas) ha sido necesaria una inversión de 2,5 millones de euros con la que se ha realizado una rehabilitación integral del edificio y todo su equipamiento interior. 

En la intervención se ha respetado el carácter de teatro clásico del edificio original, tanto en su estructura y distribución, como en los elementos decorativos. De ahí que destaquen los tonos granates del terciopelo de las butacas, cortinajes y acolchados de los palcos del anfiteatro y de la platea. En patio de butacas está coronado por una gran lámpara de cristales que otorga elegancia a toda la estancia y que combina con los apliques luminosos (inspirados en el art noveau) de las paredes.

Se ha utilizado, para la decoración, reproducciones fotográficas y de carteles de representaciones teatrales de diferentes épocas que componen la exposición “La Vida del Teatro Dengra” que podrá contemplarse de forma gratuita y libre hasta el 22 de mayo en horario de once de la mañana a una del mediodía y de siete de la tarde a nueve de la noche. 

Han sido en total más de 2.100 m2 rehabilitados que han recuperado uno de los edificios históricos de la ciudad (inaugurado en diciembre de 1930) y complementar la red de equipamientos municipales para espectáculos culturales.

El proyecto está incluido en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) Baza Sostenible 2020 que está cofinanciada, con 5 millones de euros por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del Programa Operativo de crecimiento sostenible 2014- 2020 (2014ES16RFOP002).  En el caso concreto del Teatro Dengra los fondos europeos han financiado el 80% de los 2,1 millones de euros destinados a la obra.

Apoteósica reapertura del Teatro Dengra con la ópera “Marina” y el bastetano Pablo Alonso. El Teatro Dengra abría sus puertas al público, tras diez meses intensos de obras, luciendo sus mejores galas para acoger la primera de las representaciones que se ofrecía al público bastetano, tras su restauración.

Para ello, se escogió la ópera “Marina” que estuvo a cargo de la Compañía Teatral “Clásicos de la Lírica”, bajo la dirección artística de Luis Roquero y con el acompañamiento de la Orquesta y Coro titulares de la compañía, dirigidos por Enrique G. Requena. En el elenco artístico, la destacada presencia del tenor bastetano, Pablo Alonso, en el papel de Jorge, junto a Margarita Marban, como Marina; Jorge de la Rosa, como Roque; Francisco Santiago, en el papel de Pascual; Darío Gallego, capitán Alberto y María Teresa Martínez, como Teresa.

Éxito artístico sin paliativos, con una escenografía elaborada y cuidada en los detalles, una iluminación que mostró las numerosas posibilidades del equipo técnico de este espacio escénico, un vestuario de calidad, una orquesta que dio grandes muestras de su calidad y en la que destacaron la trompa y la flauta en sendos pasajes muy aplaudidos y un elenco musical que explicaba el porqué de los éxitos que precedieron a su llegada a nuestra ciudad.

Por lo demás, todo funcionó de maravilla, en lo que tuvieron mucho que ver los hombres de C y D y, cómo no, desde la primera a la última de las personas que trabajaron sin desmayo, a lo largo de los últimos días, para dejar todo en el mejor estado, algo en lo que incluimos a ese equipo de limpieza del Ayuntamiento bastetano que trabajaron de la forma más intensa hasta instantes antes de la apertura de puertas.

Sí que nos atrevemos, desde nuestra reconocida ignorancia, a poner sobre la mesa de las reflexiones el asunto de la ubicación de la orquesta, entendiendo que el lugar en el que se encontraba, interponiéndose entre las voces y el público, nos daba la impresión de que causaba que las voces perdieran parte de su sonoridad y, sobre todo, cuando los cantantes estaban en el fondo de la escena, ello se hacía más evidente. La ausencia de foso no permitía otra cosa pero, insistimos, es algo que entendemos podría merecer una reflexión, de cara a futuros eventos.

El público bastetano disfrutó de la noche en la que se recuperaba un espacio escénico llamado a ser orgullo de la ciudad. Expectación máxima en el público bastetano para la reapertura de puertas del Teatro Dengra y entradas agotadas desde varias jornadas antes a la del primer estreno, con muchas personas que acudieron con tiempo de pasear por el remodelado recinto y recorrer sus dependencias visitables.

Comentarios, cuando menos, de admiración y, sobre todo, de alegría por lo que la puesta en valor de este espectacular espacio escénico supone. Muchos de los espectadores buceando en su memoria de vivencias de otros tiempos y todos aseverando que ha merecido la pena llegar hasta aquí. Y entre ellos, figuras como la de una bastetana centenaria, Luisa Martínez Mañas, quien nos comentaba que ya asistió al estreno cuando se inauguró el Teatro y que ahora volvía a hacerlo con el estreno posterior a su rehabilitación.

Estar junto a la entrada tomando imágenes del público que entraba al recinto era ver caras de alegría y de admiración de quienes no se privaban de alabar los resultados desde los primeros centímetros que pisaban y a pesar de que, según se nos comentó, aún hay algunas cosas que, por aquello de no llegar a tiempo, se irán instalando y mejorando en los próximos días.

Por allí vimos también a nuestro paisano Pablo Alonso, tras finalizar el exhaustivo ensayo que realizó la compañía. Un manojo de nervios, no era nuestro tenor: era una montaña de manojos, cuando nos confesaba estar asaltado por los nervios y la responsabilidad. Quién lo diría cuando pisó el escenario y volvió a dejar excelente muestra de su voz y su buen hacer ante un público que se le entregó desde el primer instante en que apareció en escena, ofreciéndole la mayor y más cálida ovación de toda la noche. Una noche de sueño de la que tardó en despertar hasta bastante más allá de finalizar el espectáculo y en la que no faltaron algunas lágrimas de aquellas que no brotan de los ojos, sino del corazón.

Por allí estaban también el arquitecto y el director de obra, dos de las personas que más se han volcado para que la obra llegara a ser lo que ha sido. Antonio Trujillo y Antonio Fernández nos dejaban ver también esos nervios que no son sino fruto de la responsabilidad, deseosos de que no fallara nada, como así fue, y satisfechos finalmente con todo lo que se pudo ver y escuchar.

Trujillo nos comentó el gran esfuerzo y la intensidad con la que se ha hecho esta obra que ha quedado en un buen punto de equilibrio entre lo que había y la modernidad, lo que sirvió para que la gente reconociera “su” añorado Teatro Dengra, pero dotado ahora de unos acabados y de unas instalaciones acordes con lo que es ya un monumento de la ciudad. Trujillo dijo sentirse orgulloso de lo hecho y reconoció haber aprendido también con la puesta a punto de este teatro, algo que es un hito en su carrera y en la que ha conciliado ha muchas partes, casi como un director de orquesta en el que, además, se ha contado con mucha gente de la propia ciudad. Finalmente quiso reconocer el trabajo de todos cuantos han participado en esta obra.

También andaba por allí el alcalde de la ciudad, Pedro Fernández, quien dijo que con el reestreno de este espacio se cumple un sueño que se hace realidad para toda Baza y que supone recuperar un edificio que hace muy poco era prácticamente una ruina y que hoy lucía con luz propia. Hizo un extensísimo reconocimiento a las muchas personas que han trabajado para llegar hasta aquí, creemos que sin dejarse absolutamente a nadie, con mucha gente de Baza que han entregado su mejor trabajo y dedicación a esta obra, desde su génesis más primitiva, hasta el último instante de dedicación con jornadas de muchas horas para que todo llegara al final deseado. Felicitó a las concejalas de Cultura y Patrimonio y dijo que era un día para la Historia de Baza y un referente para la cultura que hace mirar al futuro con la mayor esperanza. Se ha trabajado mucho y se ha conseguido, reviviendo un equipamiento con alma y con recuerdos y vivencias de tantos bastetanos. Destacó también a Pablo Alonso, miembro de una familia de artistas, protagonista de la mejor inauguración que se podía haber hecho.

A continuación ofrecemos unas Galerías de Fotos sobre lo que aconteció en el Teatro Dengra, a lo largo del pasado sábado, y que esperamos sean del agrado de nuestros lectores, los cuales pueden ampliar las imágenes, clicando sobre ellas, y bajarse sus fotos de recuerdo:

Así estaba el Teatro Dengra en los inicios de las obras de rehabilitación. No se trata de establecer ese tipo de comparaciones que acaban resultando odiosas, sino de tratar de hacer justicia con la importancia de la obra y la actuación realizada.

Ver ahora las imágenes del Teatro Dengra tomadas el pasado 4 de junio de 2018 es tomar conciencia de la importancia y del mérito de la obra realizada. Del esfuerzo de todos los que han participado de ello, del trabajo bien hecho… y del convencimiento que no estamos ante un sueño, sino ante una realidad que ha devuelto a Baza algo que bien hubiera podido perderse para siempre.

Cojan aliento para el acceso a la siguiente galería pero, sobre todo, hagánlo después de haber disfutado de las anteriores galerías. Que no, que no es un sueño. Que la realidad es la vencedora ante lo que era una gran pesadilla.

De Baza soy

Grabación del Grupo Municipal de Coros y Danzas de Baza con las sevillanas «De Baza Soy». Preciosas sevillanas que el Grupo Municipal dedica a su ciudad y a tod@s l@s bastetan@s con motivo de su 35 aniversario.

La Hoya de Baza 8 millones de años de evolución

Audiovisual que nos muestra el proceso de formación de la Hoya de Baza. Y recuerda que si quieres completar información siempre puedes visitar el Museo de Baza.

El misterio de la Dama de Baza

El misterio de la Dama de Baza espera a ser descubierto. Visitando el Centro de Interpretación de los Yacimientos Arqueológicos (CIYA), los yacimientos de Basti y el Museo Arqueológicos el visitante encontrará todos los datos para saber más acerca de esta mujer que vivió hace más de 2.000 años. Audiovisual elaborado para la promoción turística de Baza. Elaborado por Efecto Comunicación para el Ayuntamiento de Baza.

Pleno Juvenil 29 noviembre 2018

El Ayuntamiento de Baza acogía ayer la celebración del Pleno Juvenil en el que se seleccionaron las propuestas a debatir del Proyecto Imagina. Un pleno al que asistieron los concejales juveniles de los diferentes centros de nuestra ciudad, quienes ocuparon los escaños del Salón de Actos del Ayuntamiento bastetano.

Formada la mesa de edad, con la participación de la Secretaria Municipal, los diferentes concejales fueron jurando o prometiendo su cargo, cerrando el turno la elegida como Alcaldesa juvenil, Anhely Azor Moya, del colegio Divino Maestro, siguiendo el turno rotativo en la presidencia de esta corporación, en la que participan los alumnos de 4º de ESO de otros tres centros: IES José de Mora, IES Pedro Jiménez Montoya y Colegio de la Presentación.

La sesión se inició con un minuto de silencio por las víctimas de la violencia de género y, en sus primeros momentos, contó con la presencia de la coordinadora del Instituto Andaluz de la Juventud en Granada, Leticia de la Torre Ortega, quien se dirigió a los estudiantes bastetanos con unas palabras alusivas al acto que estaban protagonizando.

A continuación, los diferentes concejales presentaron sus quejas y propuestas sobre las áreas que cada uno de ellos representaba y que, en la mayoría de los casos, fueron aprobadas por unanimidad. Acuerdos que serán trasladados a los responsables de cada área para ser escuchados y, en la medida de lo posible, tenidos en cuenta.

Finalmente se presentaron las propuestas de los cuatro centros participantes para integrarse en el Proyecto Imagina, lo que motivó la adopción, en algunos casos, de mociones de otros centros por similitud de propuestas dirigidas a la realización de actividades de ocio y tiempo libre saludable para jóvenes, que ahora serán preparadas para ser llevadas a un nuevo pleno y elegir las dos que serán realidad en los próximos meses.

Los proyectos seleccionados han sido los siguientes: Baza Music Festival (17 votos), Viral Zombie (13 votos), Gymkana acuática (12 votos)  y Club de la Comedia (5 votos). Todos ellos se llevarán al pleno extraordinario juvenil que se celebrará el próximo 26 de febrero y en el que serán sometidas a votación de los estudiantes de secundaria, que deberán elegir dos de ellas y desarrollarlas con un presupuesto de 2.000 euros.

Estas fueron las diferentes intervenciones, las cuales se pueden leer en los siguientes enlaces:

Galería de imágenes del Pleno Juvenil 2018:

Péndulo XVIII, 2017: 2ª República, Guerra Civil y Represión II

La antigua iglesia del Monasterio de los Jerónimos acogía una amena y didáctica  presentación del XVIII Péndulo. Papeles de Bastitania, el pasado 25 de octubre de 2018. Una presentación que corrió a cargo de la concejala de Cultura, Yolanda Fernández, quien habló de Paco Tristán y de la obra que hoy se presentaba en nuestra ciudad, tras haberse dado a conocer en Granada y en Caniles, en los días precedentes y a la que siguieron otras presentaciones en localidades como Cúllar o Huéscar.

En la presentación bastetana, el propio Tristán comenzaba con una primera “clase” de quien no puede apartarse de su profesión docente. El director del equipo de Péndulo inició sus palabras llamando la atención sobre el lugar que acogía el acto: el Monasterio de los Jerónimos, que no de San Jerónimo, en referencia a la congregación que María de Luna trajo a este edificio (1505), dedicado, precisamente, a la Virgen de la Piedad y en el que el expolio habido en la Guerra de la Independencia privó a los bastetanos de cuadros de artistas de la talla de Murillo o Zurbarán. Además, Tristán apuntó a este lugar como el sitio «donde tienen que estar enterrados los Enríquez«, lo que merecería una excavación en toda regla.

Con ese prólogo tan exquisito, Tristán empezó las referencias a Péndulo y a los colaboradores de su equipo, presentes y ausentes, a algunos de sus colaboradores  y a la especial presencia de la familia de la mujer que, como es ya preceptivo, ilustra la portada de esta edición: Mercedes Patrocinio López Mesa, maestra en Huéscar que vio invalidado su título, para ser encarcelada después y desterrada lejos de tierras oscenses, con las mismas actitudes y hechos utilizados en la depuración habida con el magisterio de estas comarcas, uno de los temas principales de esta revista que aportan gran atracción al lector sobre diversos episodios y personas que en esta obra se relatan.

Una nueva edición que cronológicamente corresponde al 2017, en la que continúa la monografía iniciada en el número anterior, dedicada al tiempo histórico que engloba a la II República, la Guerra Civil y los primeros años de la represión franquista, en las comarcas de Baza y de Huéscar, un tema que no se da por cerrado y que se anuncia ya como parte del contenido para el siguiente Péndulo y, seguramente, para ediciones posteriores. Y es que, el Tristán de su querida Edad Media ha pasado a ser el gran investigador e historiador del siglo XX y el primero en afrontar, con rigor y serenidad, una de las épocas sobre la que más silencio se ha volcado de nuestra historia más reciente, sobre la que está haciendo la luz, demostrando cómo se recorren caminos que aún pueden ser tortuosos, si se tiene el respeto y la profesionalidad que el asunto se merece.

 

Breve resumen sobre los contenidos del Péndulo XVIII. Péndulo XVIII consta de 15 trabajos, repartidos en 480 páginas y, en palabras de su director, “trata de maestros, de poetas y de mujeres, que tuvieron y jugaron un cierto papel en el tiempo histórico mencionado”.

El sumario se abre con un trabajo acerca de la depuración de 119 maestros de las comarcas bastetana y oscense a través de sus expedientes que tuvieron que padecer tras la guerra. Hubo docentes que rápidamente ocuparon sus escuelas, otros fueron trasladados, otros encarcelados y otros fueron separados definitivamente del Magisterio, además de que algunos fueron fusilados.

Le siguen dos trabajos muy emotivos, ya que están escritos respectivamente por sus nietas, acerca de dos maestros que sufrieron la Guerra y la Posguerra:  Karina Pérez Muros se ocupa de su abuela Mercedes, que estaba en Huéscar, y Belén Piñana Díaz se ocupa también de su abuelo Enrique, que tenía su escuela en las Vertientes, anejo de Cúllar. Hay que señalar que ambas no son historiadoras pero intentan dibujar una semblanza de ambos biografiados así como del tiempo que tuvieron que vivir.

A continuación, un trabajo del historiador Javier Castillo Fernández que se ocupa de la estancia de cinco poetas en la cárcel más importante de la posguerra en Baza así como de seleccionar algunos poemas de los mismos. Es una cuestión que sorprenderá a muchos lectores, curiosos y supuestos entendidos de esta época, por lo desconocido de este asunto. Le sigue otro estudio innovador, en realidad un ensayo, que indaga acerca de la destrucción y desaparición del patrimonio artístico comarcal; es una primera parte que tendrá continuación y se debe a Antonio J. Jaenada.

Después  tenemos un extenso artículo de los historiadores Juan Antonio Díaz Sánchez y Juan Hidalgo Cámara que analizan el periodo de la Guerra en Caniles con sus claros y sus sombras. Seguimos con la segunda parte de la biografía de Manuel Tovar Martínez, primer y único presidente  del Consejo de Granada con residencia en Baza, cuando nuestra ciudad fue la capital provincial,  y que se debe a su pariente, Federico Tovar Martínez.

La sección del Personaje Bastetano es en realidad la semblanza de tres mujeres que participaron en la vida política bastetana de la Guerra. La primera es Josefa Sánchez Ibáñez, primera concejala del Ayuntamiento de Baza –en toda su historia- afiliada a la CNT; le sigue la también edil Cristina Espín López, del Partido Comunista; y Bonifacia Espín Martínez, primera y única presidenta de la AMA local y provincial, la Asociación de Mujeres Antifacistas, la mayor organización femenina de la República. Esta investigación se debe a Francisco Tristán.

En la siguiente sección de “papeles bastetanos”, se comenta la segunda parte de las memorias del Juez de Instrucción, Eduardo Capó Bonnafous, en su etapa de Guadix y Baza, entre 1937 y 38, cuando fue el presidente del Tribunal  de Justicia con sede en nuestra ciudad.

En el apartado de  “Otros asuntos bastetanos”, el doctor Bienvenido Martínez Navarro y su equipo explican de una manera muy didáctica la importancia de la cuenca de Guadix- Baza en el mundo de la Paleontología y su importancia a nivel mundial. Los arqueólogos Alejandro Caballero y Carmen Mª Román, a su vez, nos descubren la existencia de dos aljibes de Cuevas del Campo, situados en la vía ganadera que iba desde tierras jiennenses hasta Baza, precisamente en la llamada  “Cañada del aljibe”. Hay otros trabajos que tratan acercan de un temprano pleito cuando se inicia la construcción del convento de la Merced de Baza, y se debe al joven investigador Juan Manuel Román, mientras que el muy veterano Miguel Navarro Gámez comenta las “Ordenanzas de la Ciudad de Baza” de 1923.

En esta ocasión el edificio bastetano a enseñar es la Iglesia de San Antón y como siempre se debe al dúo, Juan Manuel Segura y César Valero. Aquí vamos a mostrar sus bellos frescos en color, desconocidos para la inmensa mayoría, que merecen ser vistos.

También tenemos una necrológica en este número y es el recuerdo a la figura de Antonio Guillén Gómez (1940, Orce – 2017, Madrid), el mayor historiador que teníamos de los ss. XVIII y XIX del antiguo Reino de Granada. Todos sus artículos y libros estaban sustentados en una sólida base documental extraída del Archivo Histórico Nacional y con una cuidada y exacta prosa, que hacía y hace las delicias de cualquier lector, historiador o aficionado a este tiempo histórico. A él se le debe la recuperación de la figura del abad Navarro.

Y también como es ya norma, Péndulo informa de los eventos culturales del 2017 en las comarcas de Baza y Huéscar, y hay muchos. Sólo por citar: adquisición del Palacio de los Enríquez; Recuperación de la figura del cronista local en la persona de Ricardo Cañabate Egea; Vicente González Barberán recibió la medalla de oro de la ciudad de Huéscar; y la biblioteca Municipal de Baza fue bautizada con el nombre  de “José Becerril Madueño” el pasado 8 de noviembre.

La portada es para la maestra de Huéscar, Mercedes López Mesas (1905-1943), que no fue ni tan siquiera depurada, porque su nombramiento fue posterior a julio del 36, y se le invalidaba su título por el nuevo régimen: fue encarcelada, desterrada de su localidad y casada en un matrimonio de conveniencia; es un homenaje a aquellas mujeres republicanas que padecieron la gran represión franquista.

 

Pregón oficial de la Feria y Fiestas de Baza 2018

Pregón Oficial de la Feria y Fiestas de Baza 2018 en honor a la Stma. Virgen de la Piedad, leído por el cantaor bastetano David Bastidas, en el Espacio Escénico de San Jerónimo, la noche del 5 de septiembre de 2018:

 

Rehabilitación del Teatro Dengra

Ayuntamiento y empresas responsables de la dirección y ejecución de las obras de rehabilitación del Teatro Dengra presentan el proyecto que se va a realizar. El pasado miércoles, tenía lugar, en el auditorio del Museo Arqueológico Municipal, un acto público en el que se ofreció una sesión informativa sobre la rehabilitación del Dengra, en el que se dio todo lujo de detalles sobre las actuaciones que se van a llevar a cabo y que se espera estén finalizadas en un plazo aproximado de diez meses.

Presentó el acto el alcalde bastetano, Pedro Fernández, a quien acompañaba la concejala de patrimonio, Gemma Pérez, que compartieron mesa con los representantes de las empresas adjudicatarias: Antonio Trujillo, director técnico de este proyecto, de la  empresa Redondo y Trujillo, y Antonio Fernández, en representación de la constructora Otero y Pérez Jiménez, que se ocupará de la ejecución de las obras de rehabilitación, todos los cuales se encargaron de exponer el proyecto a algo más de una treintena de asistentes al acto, en su mayoría representantes de asociaciones culturales de la ciudad.

La rehabilitación del Teatro Dengra es una de una de las actuaciones que se van a llevar a cabo en Baza, cofinanciadas  por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del Programa Operativo de crecimiento sostenible 2014- 2020 (2014ES16RFOP002), e incluida en  la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) “Baza Sostenible 2020”, para la que el Ayuntamiento bastetano ha recibido una subvención europea de 5 millones de euros, que se suma a la aportación municipal de 1,25 millones y que supone realizar una inversión total de 6,25 millones de euros. 

El acto  en cuestión fue retransmitido en directo por las redes sociales, algo que nos sorprendió al enterarnos con posterioridad y no haberlo podido comunicar a nuestros lectores, pero que nos deja esa grabación para poderla ofrecer a quienes hasta aquí se acercan cada día, lo que permite el acceso a cuanto se pudo ver y escuchar en esta exposición que ofrecemos a continuación a todos los bastetanos que nos visitan desde cualquier lugar de nuestro planeta.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar